Visitas

sábado, 5 de noviembre de 2011

EL DÍA DEL AGUACERO


El día del aguacero
Dime donde te guardaste
Que no se mojó tu pelo.
Torbellinos de reflejos,
Sin pausa se atropellaron
En la quietud de mi lecho.
Y se anegaron mis ojos
De rocío mañanero
Entre silencios desiertos.
Y el aguacero en secreto
Desganaba mis deseos
Sin que se mojara tu pelo.
Las voces se hicieron ecos,
Y las esperanzas recuerdos
De despiadados aceros.
Y el palpitar de la lluvia
Se desvaneció entre sueños
De remotos mensajeros.
El día del aguacero
Miles de estrellas murieron
Y no se mojó tu pelo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada