Visitas

domingo, 4 de septiembre de 2011

PEQUEÑOS PUEBLOS Y GRANDES HISTORIAS



                                                                                   
LAUJAR DE ANDARAX


Laujar de Andarax es el resultado de la unión de dos núcleos de población: El Auxor y El Hizam (o "Alhican"), que se fueron uniendo y extendiendo a lo largo la carretera comarcal, aunque también existían los barrios de Hormica y Camacines. El nombre “Laujar” deriva de “El Auxor”, del árabe "gruta" o "caverna en la montaña" y “Andarax" o "Andaraj” del árabe “era de la vida” (por que el emplazamiento, rodeado de montañas, agua y vegetación, maravilló a los musulmanes). No obstante, estos lo conocían en la época como “Andaraj el Viejo”, por los muchos años que hacía de su fundación, según la leyenda, por Túbal, uno de los nietos de Noé.
Prehistoria
Se tiene conocimiento de asentamientos que se remontan al neolítico final y a las edades del cobre y del bronce. En el cerro de la Alcazaba se localizan restos argáricos.
Época romana
La época romana deja en Laujar pocos vestigios ya que su interés era primordialmente minero y ello explica que los principales restos conocidos se encuentren en Caparidan, la Loma del gigante y La Quinta. Seguramente llegaron desde Berja, conocida en la época como Verjis y se dedicaron especialmente a la extracción del plomo, muy abundante en la Sierra de Gàdor.
Época musulmana
Los primeros años del dominio musulmán pasa un poco de largo de la Alpujarra. La población autóctona, descendiente de los hispano-godos convertidos al Islam (los muladíes) no aceptan a los yémenes, colonos musulmanes, por considerarlos extranjeros y se alzan en armas contra el califato aprovechando la debilidad de los Omeyas. Cuentan para ello con la ayuda de los mozárabes (hispano-godos que continuaron siendo cristianos), que también ven en los colonos una amenaza.
Toda esta acción, enmarcada en la revuelta encabezada por Omar Ben Hafsún (`Umar ibn Hafs ibn Ya`fār) del año 880 al 918 por toda Andalucía, desembocará en 913 en el paso del Puerto de la Ragua por parte de Abderramán III, un joven que había ascendido al califato en 912, para pacificar la zona. A partir de ese momento se estabiliza la situación y, junto con la importancia ganada por el puerto de Almería, se acaba por propiciar un período de crecimiento demográfico y económico de la Alpujarra.
Tras la derrota almohade en la batalla de las Navas de Tolosa en 1212, se inicia el tercer periodo de taifas entre las que se encontrará el  Reino Nazarí (1238-1492). La organización administrativa del reino se divide en tahas como la tahá de Andarax, cuya capital es Laujar y engloba los actuales municipios de Fondón, Bayárcal, Paterna, Fuente Victoria y Alcolea.
Muhammad ibn Abd Allah ibn Said ibn Ali ibn Ahmad al-Salmani (Loja, 15 de noviembre de 1313), más conocido como Ibn al-Jatib (لسان الدين بن الخطيب), poeta, escritor, historiador, filósofo y político andalusí describió en sus crónicas la disposición urbana de Laujar alrededor de la Alcazaba así como su reconocida artesanía de la seda que, según su descripción, "resplandecía más que el oro", hoy desaparecida. También describe como existían canalizaciones de riego, acequias conservadas hasta nuestros días, que permitían a los lugareños obtener hasta tres cosechas al año, cuyo grano era almacenado en silos subterráneos.
En 1489, “El Zagal”, tío de Boabdil que gobernó Granada como Muhammed XIII, entre 1485 y 1486, durante el cautiverio de éste, entrega a los Reyes Católicos los territorios almerienses que controla junto con las ciudades de Baza, Guadix y Almería.
En 1492, los Reyes Católicos entran en Granada como castigo por la negativa de este reino a pagar los tributos que le exigen. En la Capitulación de Granada se establece que Boabdil ostentará el señorío de las Alpujarras y parte a Laujar de Andarax, donde establecerá su residencia hasta su expulsión de la península en 1493 con destino a Fez, por lo que suele afirmarse que fue la última capital del  Reino de Granada, y por lo tanto, del al.Ándalus.
Época cristiana
A la población española musulmana que continuó profesando su fe pero bajo el dominio cristiano se les conoció como mudéjares, derivado de la palabra árabe "domesticado". La convivencia no fue fácil y se complicó más con la llegada de colonos cristianos. Así, a partir de la revuelta del Albaicín y la de los mudéjares granadinos en 1499, por el decreto de 1502 fueron obligados a convertirse al cristianismo, pasando así a denominarse moriscos, que a pesar de ello continuaron con sus costumbres diferenciadas y el ejercicio clandestino de su religión. Es en este contexto de revuelta cuando se produce la quema de la Mezquita mayor de Laujar en el año 1500 con 200 mudéjares en su interior, por parte de los cristianos.
Aquí fallecieron la última sultana de Granada, Moraima, esposa de Boabdil, en 1493 y Abén Humeya (Muhammad ibn Umayya, cuyo nombre cristiano era Fernando de Córdoba y Válor), cabecilla del levantamiento morisco contra Felipe II en la Rebelión de las Alpujarras (1568-1571), y que fue asesinado por Abén Aboo, primo hermano suyo en 1569.
Es durante el reinado de Felipe II, cuando la actual población empieza a formarse con los nuevos cristianos en torno al núcleo de El Auxor, trasladando a los vecinos de Hormica y Camacines.
En el siglo XVIII Laujar se convierte en un apreciable centro textil, con las industrias de la seda y de la lana, contabilizándose en la población gran cantidad de telares, tornos de hilar y diversos batanes movidos por energía hidráulica, de los que quedan algunos restos. Las minas de plomo, explotadas desde antiguo, refuerzan su papel en este siglo, para alimentar a las fundiciones reales.
Tras el declive industrial textil, Laujar pasa a depender, en mayor medida, de la agricultura, con etapas de mayor apogeo, como la correspondiente a la uva de Ohanes, cuyo decaimiento marca el final del ciclo económico.
Época contemporánea
Durante los siglos XIX y XX la principal actividad comercial será la minería del yeso, hierro y, especialmente, del plomo. También la llamada uva de Ohanes, que cubrió de parrales toda la comarca hasta finales del siglo XX, fue una importante fuente de ingresos. Desde entonces, y hasta el tímido resurgimiento vitivinícola del valle de Laujar a principios de los años 90, el poco desarrollado turismo rural y el sector servicios han sido las únicas actividades económicas del municipio.
En 1833 Laujar dejar de ser parte del Reino de Granada y queda integrado en la recién creada provincia de Almería.
En 1877 nació Francisco Villaespesa, el más universal de los poetas almerienses.


Actualidad
Situada a 918m. sobre el nivel del mar, tiene una población de 1799 habitantes en el año 2010 y una extensión de  922 Kms2.

DE:   http://es.wikipedia.org
FOTO: LAUJAR DE ANDARAX

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada