Visitas

viernes, 2 de septiembre de 2011

LAMENTO DE UN HIJO



Se me olvidó...
Mi viejo querido,
decirte la alegría
que siempre sentía
al tenerte a mi lado.

Se me olvidó...
Darle su merecido valor
al oportuno beso paterno
que siempre venía lleno
de tu indudable amor.

Se me olvidó...
Disfrutar tu cariño
tierno como una flor
envuelto en el calor
de un padre a su pequeño.

Se me olvidó...
Acariciar tus canas
y besar tu linda frente,
dejándolo por carente,

creyéndolo cosas vanas.
Se me olvidó...
Que eras regalo de Dios
y no siempre te tendría,
mas que sin saberlo un día
dirías tu último adiós.

Se me olvidó...
Que al hombre dejar de vivir
todo queda en el pasado.
¡Mas tu amor padre amado
en mi nunca ha de morir!

Se me olvidó...


AUTOR: PABLO CABALLERO
DE: http://www.poesi.as


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada